Todo aquel que quiere conseguir una buena rentabilidad para sus ahorros quiere invertirlos y obtener un rendimiento. ¡Es normal! Sin embargo, en ocasiones, nuestro ahorro es bajo.

¿Qué podemos hacer en esta situación?

Hoy, damos algunas ideas de cómo invertir con poco dinero.

💰 ¿Qué es poco dinero?

Antes de empezar a hablar de cómo invertir con poco dinero, puede que sea relevante hablar de qué es exactamente tener poco dinero. Porque para ti “poco” puede ser 500€ al mes, pero, para otra persona, puede ser 50€ al mes. 

Y, lógicamente, no depende de nosotros decir cuánto es mucho y cuánto es poco, porque, si estás cobrando 1.000€ al mes, decirte que 500€ es poco, pues quizá es un poco exagerado. Por tanto, no vamos a darte una cifra concreta.

Lo que debes hacer es trazar un plan y unos objetivos. Te ayudará responder a las siguientes cuestiones, en orden:

  • ¿Para qué ahorras? Hay personas que ahorran para alcanzar la independencia financiera a una edad razonablemente pronta, como, por ejemplo, los 40 o 45 años. Otras personas ahorran para su jubilación, sin plantearse la posibilidad de no trabajar durante su vida. Debes tener claro tu objetivo.
  • ¿Cuál es tu plazo? Lo siguiente es determinar el plazo. Si vas a ahorrar como forma de tener una buena jubilación, quizá aún te falten 40 años. En cambio, si quieres ser independiente financieramente a los 40, quizá sólo te falten 15 o 20. No es lo mismo.
  • ¿Cuánto cobras y cuánto vas a cobrar? El siguiente paso es saber cuánto cobras y cuáles son las perspectivas de futuro de tus ingresos. No es lo mismo ahorrar el 50% cobrando 1.000€ que cobrando 4.000€. En el primer caso es muy difícil, pero, en el segundo, es muy fácil. Tratar de entender tus posibilidades actuales y futuras te dará una mejor imagen de tus opciones de ahorro.
  • ¿Qué riesgo vas a asumir? El último punto es valorar el riesgo que estás dispuesto a asumir. A mayor riesgo, mayor rentabilidad. Esto ya lo sabes (aunque no es exactamente así). Por tanto, cuanto mayor riesgo estés dispuesto a correr, menos tendrás que ahorrar mensualmente, porque lo compensarás con rentabilidad. Si inviertes en Renta Variable, necesitarás menos ahorro mensual que si inviertes en Renta Fija.

Con los puntos anteriores, estarás en condiciones de determinar qué es ahorrar poco y qué es ahorrar mucho para ti. Y, sabiendo la cantidad que puedes ahorrar y cuánto te falta para poder cumplir con tus objetivos, podrás tomar mejores decisiones.

Y, ahora, vayamos a las opciones de inversión con poco dinero propiamente dichas.

🎓 Lo primero, invierte en formación

Una persona con poca capacidad de ahorro lo primero que debería hacer es invertir en formación. La formación es la inversión que mejor paga

Dedicar este año 500€ a hacer un buen curso de programación para que, a partir del año siguiente, puedas aumentar tus ingresos mensuales en 200€ crecientes anualmente es una inversión muy inteligente.

Además, la formación tiene un efecto compuesto. Cuanto más te formas, más se acumula tu formación, y más valor eres capaz de aportar, tanto trabajando como empleado como emprendiendo por tu cuenta.

Por lo tanto, si estás ganando muy poco dinero y no tienes claro que hacer con ese dinero, no lo dudes: primero, formación. 50€ al mes en fondos indexados no suponen prácticamente nada, pero 50€ al mes en formación pueden marcar una gran diferencia.

💼 Ahora, las posibilidades de inversión

Aclarado lo anterior, pasemos a los vehículos de inversión y los activos en los que se puede invertir con muy poco dinero. Insistimos: que puedas invertir en ellos con poco dinero no significa que sean la mejor opción. 

Valóralo detenidamente. Quizá te compense más invertir ese dinero en formación o en construir algo que te genere un ingreso mensual adicional. 

Dicho lo cual, aquí están las inversiones posibles con poco dinero:

1️⃣ Fondos Indexados

La primera opción son los fondos indexados. Con los fondos indexados estarás replicando índices bursátiles, por lo que es una buena forma de beneficiarte de la Renta Variable minimizando sus riesgos, puesto que estarás muy bien diversificado.

Tienes fondos indexados con entradas mínimas muy distintas. Algunos (los institucionales, por ejemplo) requieren decenas de miles de euros. Sin embargo, hay otros a los que puedes acceder por cantidades tan ridículas como 1€, por ejemplo desde Myinvestor.

Así que, por poca capacidad de ahorro que tengas, podrás empezar a invertir indexándote, que es una forma de invertir que nos gusta especialmente. 

2️⃣ Roboadvisors

Después tenemos los robo advisors, que, como ya deberías saber, son gestores automatizados que permiten invertir fácilmente en fondos indexados, ETFs y planes de pensiones.

Los robo advisors invierten en una mayor cantidad de fondos indexados y, además, lo hacen en aquellos fondos con mejores características que sí requieren un gran capital para entrar. Gracias a ello, las comisiones son menores.

Además, tienen algunas otras ventajas, como el rebalanceo automático de las inversiones o el hecho de que estén muy diversificados, tanto a nivel de activo como a nivel geográfico. Así que están muy bien.

El problema de los robo advisors es que son un poco más caros. Necesitarás 1.000€ para empezar a invertir con ellos.

Por lo tanto, es probable que, antes de empezar a invertir con ellos, necesites estar ahorrando durante un año (dependiendo de tu capacidad de ahorro).

3️⃣ Fondos de gestión activa

Después están los fondos de gestión activa, los cuales, en lugar de indexarse, seleccionan acciones e invierten en ellas en el momento oportuno. No nos vamos a detener a debatir aquí si la gestión activa es mejor o peor que la gestión pasiva (ya lo hemos hecho en otras ocasiones).

Lo que debes entender es que, si eliges bien tu fondo activo, puedes obtener un mayor retorno, pero es más arriesgado y es difícil encontrar el fondo adecuado. Ees prácticamente imposible saber cuál va a ser el próximo fondo estrella en los próximos años y, en más de un 90% de las ocasiones, estos fondos no superan a los índices de referencia.

En cualquier caso, los fondos de gestión activa, aunque parecieran más inaccesibles que los indexados, lo cierto es que son baratos. Hay de todo, por supuesto, en algunos necesitas 3.000€ para empezar a invertir. Pero, en otros, puedes empezar a invertir desde apenas 10€.

4️⃣ Acciones

Por supuesto, también puedes invertir en acciones directamente. Aquí tienes todo tipo de opciones: algunas acciones estarán fuera de tu alcance porque valen varios miles de euros, y otras estarán muy a mano porque valen apenas unos cuantos céntimos de euro.

¿Cuál es el problema? Pues que invertir directamente en acciones implica un estudio de las compañías y saber, más o menos, cuáles son las compañías que van a hacerlo bien a futuro. De lo contrario, si compras al tuntún, es probable que pierdas dinero.

Además, ten en cuenta que, comprando acciones personalmente, no vas a obtener una gran diversificación. Y más aún si estás invirtiendo con poco dinero. Por lo tanto, el riesgo que asumes es razonablemente elevado.

5️⃣ Crowdlending

La siguiente opción es el crowdlending. El crowdlending es la fusión de los préstamos y el crowdfunding. Es decir: una persona pide un préstamo en la plataforma y los inversores ponen un poco de dinero cada uno para otorgarle ese préstamo. Y cada persona que ha puesto dinero, cobra un interés sobre el dinero que ha puesto.

De esta forma, se eliminan los intermediarios bancarios. Tú cobras más como inversor y el que solicita el préstamo paga menos intereses. Todo el mundo sale ganando.

Pero no te vamos a engañar: a nosotros nos parece que el crowdlending tiene riesgos. No por el modelo de negocio en sí ni porque desconfiemos de las empresas que lo ofrecen, sino porque no ha superado ninguna crisis todavía.

De hecho, lo cierto es que el modelo de negocio y la idea nos parece maravillosa, y sabemos que las empresas que hay detrás son fiables. Sin embargo, es un modelo de inversión muy novedoso y joven, y no hemos tenido tiempo para ver cómo se comporta en mercados bajistas y en crisis económicas.

Por lo tanto, invertir en crowdlending, aunque puede funcionar bien, entraña riesgos que conviene tener presentes. No sabemos cómo se va a comportar en entornos difíciles.

En cualquier caso, si quieres empezar a invertir en crowdlending, puedes hacerlo desde apenas 10€.

6️⃣ Oro

La siguiente opción es el oro. Como ya sabrás si eres habitual en este blog o tienes conocimientos financieros, el oro no es una inversión, sino dinero. Pero es buen dinero, por lo que nos permite conseguir una buena rentabilidad a medida que se devalúa el dinero en papel.

Por tanto, comprar oro puede ser una buena estrategia para, al menos, protegernos contra la inflación. Y, adicionalmente, sacar una pequeña rentabilidad adicional.

También tienes varias formas de comprar el oro. Puedes comprar futuros, títulos de propiedad sobre oro, oro guardado en cajas fuertes de bancos… Tienes mil opciones. Pero la más barata y la que menos inversión requiere es comprar el oro directamente.

En el caso del oro no existe una cantidad mínima de dinero que tengas que invertir. Puedes comprar una pequeña piedrecita de oro por muy poco dinero o un lingote por varios miles de euros. 

7️⃣ Bitcoin

Por último, está el Bitcoin. No nos vamos a detener a explicar qué es, porque, a estas alturas, cualquiera que esté mínimamente interesado en el mundo de la inversión sabe, más o menos, qué es y cómo funciona.

En lo que sí vamos a hacer hincapié es en el hecho de que… Bueno, Bitcoin es una inversión de alto riesgo. Quizá algún día se convierta en el dinero o en la reserva de valor más utilizada, en cuyo caso su valor se multiplicará enormemente. Pero… ¿Y si no sucede?

Es una inversión muy arriesgada y especulativa, por lo que debes ir con mucho cuidado si te decides a invertir en Bitcoin.

Más allá de eso, lo que tenemos que decir sobre el Bitcoin es que es altamente divisible, por lo que puedes comprar una fracción de bitcoin por una cantidad ridícula. Si quieres, puedes empezar a invertir en Bitcoin desde unos pocos euros.

📈 Plantéate aumentar tus ingresos antes de empezar a invertir

Por último, queremos dedicar un apartado a aumentar los ingresos antes de empezar a invertir. Y es que, si estás ganando muy poco dinero y, por lo tanto, tienes muy poca capacidad de ahorro, quizá invertir en los activos y vehículos antes mencionados no sea la mejor opción.

Quizá en lo que deberías centrarte ahora mismo no es en invertir (o, al menos, no así), sino en aumentar tus ingresos

Ya hemos dicho al principio de este artículo que puedes invertir en formación, porque eso te permitirá ganar más dinero mes a mes en los próximos años, y, por lo tanto, aumentar tu capacidad de ahorro. A largo plazo, es lo que más te compensa, aunque empieces a invertir en vehículos como los mencionados anteriormente más tarde.

Otra opción que puedes poner en práctica, además de la formación, es la de crear activos o pequeños negocios que te permitan tener un ingreso extra adicional, además de tu salario en el trabajo que desarrolles habitualmente.

Por ejemplo, podrías montar algún pequeño negocio online. Podrías dedicarte a escribir para otros, o podrías montar una página web sobre algún tema que te guste especialmente. Tienes muchísimas opciones para ganar dinero por internet, y las barreras de entrada son muy bajas.

Por ejemplo, supongamos que eres joven, estás ganando 1.000€ y puedes ahorrar 50€ al mes. En esta situación, quizá lo mejor que puedes hacer es suscribirte a dos comunidades de aprendizaje de 25€ cada una. Una de programación y otra de creación de páginas web.

Con ello, al cabo de un año, puedes haber conseguido un empleo de programador en el que te paguen 1500€ y, además, puedes haber construido un par de webs que te estén generando 150€ cada una.

Cómo

En un año, has pasado de 1.000€ a 1.800€. Tu ahorro pasará de 50€ a 850€ en apenas un año. Hay diferencia, ¿verdad? 

Y esto es perfectamente posible. Es el valor de invertir en formación (por supuesto, debes invertir en la formación adecuada).

Así que no quieras correr. Quizá aún no es el momento de empezar a invertir en algo que no seas tú mismo.

Como puedes ver, cuando se tiene poco dinero, la inversión que mayor retorno tendrá será siempre la formación. Tras esto, uno puede plantearse iniciar un pequeño negocio con el que aumentar los ingresos. Y, a partir de ahí, se pueden buscar opciones de inversión que requieran poco capital.

Esta es la pregunta del millón para muchos lectores de Hola inversión.

Por suerte, hoy en día existen opciones que son sencillas, automáticas y con condiciones muy atractivas.

En estas páginas encontrarás las mejores opciones del mercado para invertir y hacer crecer tu patrimonio a largo plazo. Todo de forma fácil y con comisiones mínimas, algo clave para obtener una rentabilidad superior a futuro.

Reach out

Find us at the office

Gieser- Madigan street no. 4, 89728 Tokyo, Japan

Give us a ring

Danyelle Malanche
+96 551 917 434
Mon - Fri, 10:00-17:00

Tell us about you